[Foto: João Milet Meirelles]

|
LITERATURA Y CRÍTICA | MÚSICA | CINE | PLÁSTICA |
|
MOLINETES MULTICOLORES QUE GIRAN INDAGANDO ESENCIAS |
| Y APUNTAN HACIA HORIZONTES DE AMPLITUD |


domingo, 10 de enero de 2010

MARIO QUINTANA: La Calle de los Molinetes / A Rua dos Cataventos (Porto Alegre, Editora do Globo, 1940)




MARIO DE MIRANDA QUINTANA
(Alegrete, 1906 - Porto Alegre, 1994)

[Foto: Liane Neves]

I


Escribo frente a la ventana abierta.
Mi lapicera es del color de las persianas:
Verde...! Y qué leves, lindas filigranas
Diseña el sol en la página desierta!

No sé qué paisajista tarambana
Mezcla los tonos... acierta... desacierta...
Siempre en busca de un nuevo descubrimiento,
Va coloreando las horas cotidianas...

Juegos de la luz danzando en el follaje!
Hasta de lo que iba a escribir me olvido...
Para qué pensar? También soy del paisaje...

Vago, soluble en el aire, quedo soñando...
Y me transmuto... me iriso... estremezco...
En los leves dedos que me van pintando!

Traducción: Diego E. Suárez

I: Escrevo diante da janela aberta / Minha caneta é cor das venezianas: / Verde!... E que leves, lindas filigranas / Desenha o sol na página deserta! // Não sei que paisagista doidivanas / Mistura os tons... acerta... desacerta... // Sempre em busca de nova descoberta, / Vai colorindo as horas quotidianas... // Jogos da luz dançando na folhagem! / Do que eu ia escrever até me esqueço... / Pra que pensar? Também sou da paisagem... // Vago, solúvel no ar, fico sonhando... / E me transmuto... iriso-me... estremeço... / Nos leves dedos que me vão pintando!


XII

Para Erico Verissimo *



El día abrió su sombrilla bordada
De nubes y de verde ramaje.
Y hasta había un humo, que subía,
Mi-nu-ci-o-sa-men-te diseñado.

Después surgió, en el cielo azul arqueado,
La Luna – la Luna! – en pleno mediodía.
En la calle, un chico que pasaba
Paró, se quedó a mirarla, admirado...

Puse mis zapatos en la ventana alta,
Sobre el reborde... Cielo les hace falta
Para soportar la existencia ruda!

Y ellos sueñan, inmóviles, deslumbrados,
Que son dos viejos barcos, encallados
Sobre la margen tranquila de un embalse...

Traducción: Diego E. Suárez

XII: Para Erico Verissimo // O dia abriu seu pára-sol bordado / De nuvens e de verde ramaria. / E estava até um fumo, que subia, / Mi-nu-ci-o-sa-men-te desenhado. // Depois surgiu, no céu azul arqueado, / A Lua – a Lua! – em pleno meio-dia. / Na rua, um meninihno que seguia / Parou, ficou a olhá-la admirado... // Pus meus sapatos na janela alta, / Sobre o rebordo... Céu é que lhes falta / Pra suportarem a existência rude! // E eles sonham, imóveis, deslumbrados, / Que são dois velhos barcos, encalhados / Sobre a margen tranqüila de um açude...


XVI

Para Reynaldo Moura **


Qué bueno quedarse así, horas enteras,
Fumando... y viendo los lentos espirales...
Mientras, afuera, cantan los aleros
La baladita ingenua de las goteras

Y va la niebla, bruja silenciosa,
Transformando la Ciudad, más y más,
En esa Londres lejana, misteriosa
De las poéticas novelas policiales...

Qué bueno, después, salir por esas calles,
Donde las farolas, con su luz afiebrada,
Son soles enfermos por fingir ser lunas...

Salir así (olvidarlo todo, tal vez!)
E ir andando, por la niebla lenta,
Con la displicencia de un fantasma inglés...

Traducción: Diego E. Suárez

XVI: Para Reynaldo Moura // Que bom ficar assim, horas inteiras, / Fumando... e olhando as lentas espirais... / Enquanto, fora, cantam os beirais / A baladinha ingênua das goteiras // E vai a névoa, a bruxa silenciosa, / Transformando a Cidade, mais e mais, / Nessa Londres longínqua, misteriosa / Das poéticas novelas policiais... // Que bom, depois, sair por essas ruas, / Onde os lampiões, com sua luz febrenta, / São sóis enfermos a fingir de luas... // Sair assim (tudo esquecer talvez!) / E ir andando, pela névoa lenta, / Com a displicência de um fantasma inglês...

_______________

NOTAS

* Erico Lopes Verissimo (Cruz Alta, 1905 - Porto Alegre, 1975). Crítico, narrador, traductor y conferencista. En 1930 se mudó de Cruz Alta a Rio Grande, donde empezó a reunirse asiduamente con escritores ya renombrados, como Mario Quintana, Augusto Meyer, Guilhermino César y Telmo Vergara. Algunos estudiosos bautizaron a ese grupo con el nombre de “Generación de Erico Verissimo”. A través de su obra, sus conferencias y sus seminarios en el extranjero (principalmente, los Estados Unidos), Verissimo puso la literatura brasileña al alcance del público internacional. Tradujo al portugués a Aldous Huxley, John Steinbeck y Katherine Mansfield, entre otros. Algunos títulos de su vasta obra, traducida y difundida mundialmente, son: Clarissa (1933), Cruce de caminos (1935), Un lugar en el sol (1936), El tiempo y el viento (1949), El señor embajador (1965), El prisionero (1967) e Incidente en Antares (1971).

** Reynaldo Moura (Santa María, 1900 - Porto Alegre, 1965). Además de desempeñarse como periodista, publicó cuentos, novelas y poemas. Donaldo Schüler, en su trabajo A poesia no Rio Grande do Sul, lo asocia con otros poetas, como Mario Quintana, Paulo Corrêa Lopes, Francisco Machado Villa, Pedro Wayne, Ovídio Chaves y Lila Ripio, bajo el título de “Evasionismo”.
_______________

SOBRE MARIO QUINTANA EN INTERNET

CLARÍN: Revista de nueva literatura: "Mario Quintana, de la pereza como método de trabajo". En Clarín: Revista de nueva literatura, ISSN 1136-1182, Año nº 3, Nº 14, 1998 , pags. 27-31.

GARCÍA CLAVEL, Javier: "Mario Quintana". En poesiadigital.es.

KOVADLOFF, Santiago: "Mario Quintana: Trayectoria de una voz". En Cuadernos hispanoamericanos, ISSN 0011-250X, Nº 462, 1988, pags. 77-102.

NOGUEIRA Jr, Arnaldo: "Biografia: Mario Quintana". En Projeto Releituras.

5 comentarios:

lala dijo...

me gusta tu blog,soy de parana, y tengo una libreria en santa fe , si te interesa
http://www.lsf.com.ar/default.aspx?vienede=drgdiego312009

Jugar. dijo...

Asumo esta emoción como un milagro, como la palabra que abraza.
Salud Diego.
Gracias.
JGG.

Diego E. Suárez dijo...

lala: Gracias por tu increíble interés. Siempre serás bienvenida.

JGG: Somos hombres de palabra. Al contrario, gracias a vos, como siempre.

E. G-Máiquez dijo...

Qué maravilla encontrarme con Mario Quintana en esta calle de los molinetes. Muy buenas traducciones. Yo con el último soneto (el XVI) no pude. Abrazo y aplauso,
E.

Diego E. Suárez dijo...

Muchas gracias, Enrique. Tus palabras son un gran incentivo. Abrazo cordial.

LinkWithin